CRÓNICA DE LA PROCESIÓN EXTRAORDINARIA AL CEMENTERIO Y MISA

El pasado domingo, 7 de noviembre, volvimos a vivir una jornada de ensueño, unidos alrededor de la Eucaristía y el fervor a nuestros Amantísimos Titulares: celebrábamos solemne Procesión del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz y María Santísima de las Angustias Coronada al Cementerio de Alcalá del Río para la celebración de Santa Misa de Réquiem.

Entre los Cultos tramitados ante el Arzobispado para el L Aniversario de la Coronación, proclamada Canónica, de María Santísima de las Angustias, contamos con la autorización para que nuestras Sagradas Imágenes Titulares procesionen al Cementerio de Alcalá del Río en la mañana del domingo 7 de noviembre de 2021; esta procesión se tenía prevista para el pasado noviembre de 2020 pero, ante las circunstancias sanitarias provocadas para la pandemia, instaron a su aplazamiento viviéndose, así, en la mañana de ayer.

La gélida mañana se adivinó en una resplandeciente jornada donde la luz envolvía a nuestros Titulares de forma celestial. La solemnísima y sobria procesión nos colmó de plenitud el espíritu: la sincera oración que elevamos al Santísimo Cristo y su Bendita Madre volvieron a bendecir, no solo a este pueblo, sino a las almas de los Fieles Difuntos que necesitan nuestras plegarias para su descanso eterno en el Reino de Dios; alrededor de la Eucaristía, celebrada en el camposanto alcalareño, volvimos a encomendarnos a Cristo a través de María en Sus Angustias. También presentamos nuestras súplicas a las puertas del Columbario del Edificio Vera-Cruz y de la Residencia “Virgen de las Angustias” en un humilde homenaje a sus mayores y trabajadores.

En este tiempo que conmemoramos los Fieles Difuntos, encontramos en Jesucristo nuestra fe, nuestra esperanza y nuestra salvación.

Nuestros Amantísimos Titulares se encontraban desde el sábado en en el presbiterio de la Ermita de San Gregorio, en unas andas sencillas que hacía más cercano a Dios en la Vera-Cruz y Su Madre. Lucía el Santísimo Cristo de la Vera-Cruz potencias en plata, donadas por los Hermanos del Taller de Palmas. Asimismo, María Santísima de las Angustias estrenaba Corona de Plata de ley y la saya donada por los más jóvenes de la Hermandad. Es curioso cómo la Corona, de gran valía artística y patrimonial, no solo irradiaba un brillo espectacular, sino que se integraba perfectamente con Imagen bendita de las Angustias, como si hubiera formado parte del patrimonio de la Hermandad desde tiempo inmemorial; la saya, otorgaba a este día aún más simbolismo. Aparte de la belleza artesanal de la pieza y su bordado, representaba en nuestra Madre al futuro de esta Hermandad en un día que orábamos por el alma de nuestros antepasados. Un gesto precioso reflejo del amor que sentimos hacia la Madre de Dios. En este enlace se accede a los estrenos que lucieron nuestros Amantísimos Titulares

El recorrido de traslado al Cementerio del Santísimo Cristo y de María Santísima, partía a las 8:00 horas desde la Ermita de San Gregorio, transitando desde la plaza San Gregorio por Manuel Zambrano y Real de Castilla, donde rezamos una oración por los Hermanos Difuntos que descansan en el columbario del Edificio Vera-Cruz; se prosiguió por Plaza José Ignacio Zambrano, Maestra Aurora Martell, Avenida de Andalucía y entrada al Cementerio. El cortejo estaba formado por Hermanos y Hermanas portando vela.

Una vez allí, en un momento sobrecogedor de gran emoción y añoranza, las Sagradas Imágenes ascendían, como si del cielo de tratase, a través de la calle central del camposanto. Los cruceros sentíamos que se unía el cielo con la tierra, que honrábamos a nuestros ancestros y que nos acompañaban ellos mismo, que ya descansan en el Reino de los Cielos. La fe es el baluarte inquebrantable de los cristianos, y a ella nos amparamos, dando gracias al Cristo Bendito de la Vera-Cruz y a Su Madre de las Angustias, que eleva nuestras oraciones. Por la mediación de nuestra Madre alcanzamos la plenitud del Cristo, y a Ella entregamos nuestra alma y nuestro ser pues, en Su profunda y bendita mirada, vemos el reflejo de aquellos que hoy añoramos con fuerza; aquellos que sentíamos junto a nosotros más que nunca.

Tras este precioso e inolvidable momento, a las 10:30 horas, nos dispusimos ante nuestros Titulares a celebrar la Santa Misa, siendo oficiada por nuestro Párroco y director Espiritual, D. José María Campos Peña; el acompañamiento musical estuvo a cargo de nuestra Coral Polifónica, que magistralmente interpretó la misa de Réquiem y la Plegaria a María Santísima. Para esta ocasión, acompañaba un quinteto de viento que daba más solemnidad aún a la celebración. Nuestro Párroco en su homilía nos invitaba a sumarnos siempre a la Eucaristía pues es el centro de nuestra Fe. Amando a Dios, amamos a la Iglesia. Además, agradeció a la Hermandad que lo invitáramos a participar en esta jornada: “ha sido todo un año de celebración por el 50 Aniversario de la Coronación de María Santísima de las Angustias, y hoy acabamos con esta imagen de esperanza: los Titulares a las puertas del camposanto, después de caminar tan cercanos y en un sitio tan especial. Cristo es el camino y, como siempre, María nos conduce a él”.

Finalizada la Eucaristía, se ofreció al Excmo. Ayuntamiento de Alcalá del Río, a través de su alcalde, un azulejo conmemotativo que deje testimonio de esta jubilosa jornada que quedará en el recuerdo para siempre. Aprovechamos estas líneas para manifestar gratitud y reconocimiento al Ayuntamiento y a los efectivos de la Policía Local: ambos han contribuido con su trabajo y cooperación a que la jornada tuviera una organización óptima. Partía entonces la procesión de regreso, cuyo recorrido de regreso a la Ermita fue a las 11:30 horas. El cortejo de vuelta discurría por Avenida de Andalucía, Sol, Acueducto, Antonio Reverte, Plaza de España, Ilipa Magna, Juan Ramón Jiménez, San Fernando, Coronel García-Baquero y Plaza de San Gregorio, entrando en la Ermita en torno a las 14:30 horas. El transitar por calles tan inéditas como Sol o Acueducto nos brindó estampas bellísimas.  

En la calle San Fernando, donde se ubica la Residencia Virgen de las Angustias, nuestros Titulares entregaban su bendición a todos los mayores que habitan en ella y a sus trabajadores. De nuevo, momentos muy entrañables se vivieron al entregar un ramo de flores o contemplar a los mayores, agradecidos, por unirnos a su oración. Nos venían a la mente las palabras que promulgó el Cardenal Bueno Monreal cuando coronó a nuestra Madre como Reina de Alcalá del Río para todos y cada uno de los cruceros: “la verdadera corona, es la corona del Amor”. Y este es el mayor ejemplo de ello: “la joya de la corona”, como indicada en sus palabras nuestro Hermano, el Rvdo. Sr. D. Israel García en la intervención que realizó, iniciando la oración, a las puertas de la Residencia. El coro interpretó el Miserere de Morricone, otorgando más solemnidad aún al momento. Justo entonces, y como ya viviéramos en aquella procesión de madrugada, una efímera cruz se dibujaba en el cielo durante unos minutos, asombrando a propios y foráneos por el mensaje que parecía que nos regalaba el mismo Dios en el cielo: “Toma Tu Cruz y Sígueme”. Partía, así, el cortejo y nuestros Amantísimos Titulares hacia la Ermita de San Gregorio rodeados en todo momento de Hermanos, fieles y devotos que demostraban de nuevo la devoción verdadera que sentimos por Ellos.

Una jornada jubilosa, profunda, brillante y fervorosa que vuelve a escribirse con letras de oro en la historia reciente de nuestra Hermandad y de este pueblo. Damos gracias, henchidos de gozo, de satisfacción y de plenitud por las Bendiciones que nos ha ofrecido el Cristo de la Vera-Cruz, en este año del L Aniversario de la Coronación de nuestra Madre y siempre, por la mediación y bondad infinita de la Virgen de las Angustias, a quien le elevamos nuestra súplica: Danos Siempre Tu Amor, que con él seremos felices, en la vida y en la eternidad.

Amén.

Fotografías: Twitter oficial de la Hermandad, N. H. D. Francisco Manuel Fernández Gómez, N. H. D. Paco Buendía Hernández, N. H. D. Fernando Velasco Márquez, MiGUEL D´Herbe fotografía (blog cofrade de calle Galera) y Gálvez Fotografía.