ANUARIO

ESTE ANUARIO EXTRAORDINARIO PUEDE SER RECOGIDO EN EL EDIFICIO VERA-CRUZ CADA SÁNADO, 11:00 a 13:00 h Y DURANTE LA RETIRADA DE PAPELETAS DE SITIO (del 27 de marzo al 2 de abril).

Resulta un honor indescriptible y un verdadero orgullo para nuestro equipo de comunicación recoger en este Anuario todo cuanto hemos vivido, disfrutado y sentido en lo más profundo de nuestro corazón. No solo desde octubre de 2020 a noviembre de 2021 - con los actos y cultos extraordinarios celebrados gracias a un sin igual 50 Aniversario de la Coronación nuestra Bendita Madre-; sino también reseñando en estas líneas lo que fue la Coronación de manos del Cardenal Bueno Monreal: un antes y un después de la vida cofrade alcalareña. Recopilamos así, el hecho histórico y social a través de textos e imágenes y, además, con especial hincapié entre estas páginas, narramos el XXV Aniversario y proclamación Canónica, como otro hito de gran relevancia para nuestro pueblo. Esta efeméride trajo consigo la primera Coronación Canónica en Alcalá del Río a través de la Proclamación decretada firmada por el entonces Arzobispo, Don Carlos Amigo y, sobre todo, subrayando la obra social que dejaba consigo esta celebración: la Residencia Virgen de las Angustias. Honorable tarea esta, por tanto, de escribir páginas de oro para la historia reciente de nuestro pueblo: desde 1971, hasta 2021. El año del milagro, como lo recordarán las generaciones de alcalareños, en el que Dios nos regaló a los cruceros de Alcalá del Río un paréntesis de luz en la oscuridad.

Sin duda hablamos del 50 Aniversario como un paréntesis porque todo el contexto previo a este anuario ha estado azotado por la muerte, la soledad, el confinamiento, la tragedia y la crisis social y económica derivada del COVID-19. No solo eso: hoy, cuando firmamos este editorial, otra nueva variante de la pandemia eleva los contagios a cifras nunca alcanzadas, sumando, solo en España más de 90.000 muertos. Pero octubre de 2021 nos devolvió la esperanza, otorgando una explosión de auténtica luz celeste.

María Santísima de las Angustias, en el cincuentenario de Su Coronación, quiso que nuestro pueblo viviera estos inolvidables y preciosos días a la altura de lo que fue 1971 y 1996. Tras todo un año de celebración en su justa medida, creando precedente en las formas y contenidos por la originalidad, trabajo invertido y resultados en cada acto a celebrar (y ajustándonos siempre a los protocolos sanitarios), los cruceros no perdimos la esperanza. A pesar de vivir dos años sin procesiones.

<<Cincuenta años no son nada

para darte mis amores.

Inmaculada y Pura Virgen,

a la vera de la Cruz

derramaste tus Angustias;

haz tuyos mi súplica y mi dolor,

y hazme digno de servirte,

que no recibiría mayor alegría,

en esta vida y en la futura,

que ser el humilde esclavo

de la humilde sierva, mi Señor.

Amén.>>

Aludiendo este verso de la oración del Aniversario, recordamos cómo nos encomendábamos a Ella para que eleve nuestras súplicas a Dios en la Vera-Cruz, con la fe que nos sostiene a los cristianos. Por ello, el lema del Aniversario condensaba y reflejaba a la perfección el sentir de los cruceros: Virgen de las Angustias “Danos Siempre Tu Amor”. Y así la Madre de Dios en Alcalá del Río llevaba nuestras oraciones al Cristo Bendito, y el 14 de septiembre de 2021, de la mano de la divina providencia del Señor, como si de una concesión del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz se tratase, se promulgaba el nuevo Decreto del Arzobispado que permitía la celebración del culto externo en la Archidiócesis, por lo que los cultos y salidas extraordinarias de Nuestros Titulares en octubre se confirmaban siguiendo la misma fórmula aprobada por el Arzobispado.

Para un cristiano este mensaje solo puede ser entendido como un milagro.

La Virgen de las Angustias, en su infinita bondad, nos venía bendiciendo desde que comenzara la pandemia con gestos de amor como la celebración de Su solemne Novena, donde por primera vez procesionaban unas Imágenes en nuestro pueblo. Así, bendijo a Alcalá del Río asomando al dintel de San Gregorio vestida de Hebrea, tan humilde, tan Madre y tan Reina. Decía Ntro. Hno. José Eduardo Romero en el pregón extraordinario del L Aniversario:

Todo se concentra en Ella, todo nos lleva hasta Ella, todo comienza y termina en Ella. Ella sola se basta para mostrar su realeza. Ella es la más fiel y luminosa representación de la Madre de Dios.

Hay pocas cosas perfectas en el mundo, no muchas y, sin duda, una de ellas es la Virgen de las Angustias…

En cada rincón de Alcalá del Río se erigía una oración a Nuestra Señora, bien a través de las balconeras del Aniversario o bien con el rotundo y majestuoso cartel, realizado por Sánchez Aguilera: Ella nos bendecía. En toda la prensa cofrade se adivinaba lo que venía en Alcalá del Río; los miles de visitantes a la Exposición de Cuaresma “Una Corona de Amor”; grupos de trabajo como el Coro, diputados de tramo o nazarenos de paso, comenzaban su preciosa labor; el compromiso e implicación de los Hermanos en el Aniversario, no solo con sus generosísimas aportaciones económicas, sino con su esfuerzo y trabajo. De hecho, todo el engalanamiento, nunca visto en nuestra localidad, se ha llevado a cabo de manera artesanal gracias a centenares de cruceros. Multitud de horas invertidas que vieron su fruto para recibir la vuelta al culto público, no solo en Alcalá del Río, sino en toda la Diócesis. El Palio de María Santísima de las Angustias Coronada era el primero en procesionar tras la pandemia y, a pesar de parecer un hecho relativamente vano, nos enorgullecía pues, entronizada en su portentoso paso de palio, volvería a repartir caridad, consuelo, salud, gracia y magnanimidad por las calles de nuestro pueblo: como Reina Universal y Amparo de la Fe. Sentíamos que la Virgen de las Angustias nos apremiaba por ser la Madre de Dios de Alcalá del Río. Nuestra oración, por Su Divino Amor, se convierte en bendición y milagro del Cristo:

El Señor ha estado grande con nosotros, y estamos contentos” (Salmo 125)

Los días vividos en su plenitud, celebrándose este Aniversario en tiempo y en forma, han sido el fiel reflejo de devoción sincera, del fervor profundo de siglos, de honra a nuestros ancestros, de servicio a Dios y al prójimo. Por ello este Aniversario también deja testimonio de caridad para perdurar de la mano de un nuevo Plan de Acción Social, el cual, con una gran envergadura, aglutina y amplía todas nuestras acciones de servicio que se llevan a cabo en cumplimiento del ejercicio de la caridad, fomentando en los hermanos la entrega a los demás. Diez proyectos que se están poniendo en marcha con la ilusión de que madure y comience su recorrido en los próximos años.

Así, este Aniversario no ha de entenderse solo como una celebración donde hemos contado con las mejores bandas de música, con los más reputados predicadores y hasta con la presencia del Nuncio de Su Santidad en España. Es aún más: es un signo de compromiso tangible y de Iglesia viva. Los designios del Señor son benevolentes hacia los que mantenemos la fe y trabajamos incansablemente la caridad y el servicio a los demás, a pesar de que el trayecto nunca ha sido fácil y a pesar de que las circunstancias no sean favorables a ello. Decía nuestro Hermano Mayor en su discurso en el acto de la Plaza de España de nuestro pueblo en la tarde de la procesión triunfal de Nuestra Señora Coronada:

<<Este acto de hoy es un testimonio más de que 50 años después el AMOR de la Hermandad de la Vera-Cruz hacia su pueblo permanece. Porque Bienaventurados los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen. Vera-Cruz, nuestra Hermandad, ha cumplido.>>

Virgen Bendita de las Angustias, Madre del Cristo, Madre nuestra y Reina de Alcalá del Río para los cruceros, te damos gracias por traer a este pueblo, de nuevo, el poder del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz en forma de milagro, regalándonos Tu Amor.

Sintiéndonos, por tanto, verdaderamente bendecidos, hoy, con este Anuario a punto de ser entregado a los Hermanos de Vera-Cruz, confiamos que sus páginas sirvan para transportarnos a tan felices e inolvidables días; para asimilar cuanto han visto nuestros ojos y sentido nuestro corazón. Y para que los cruceros del futuro valoren y perduren este amor y fervor hacia Cristo y Su Madre pues, gracias a su infinita misericordia, se suceden los milagros hacia Alcalá del Río a pesar de la oscuridad. 

Para contribuir al detallado estilo de esta publicación hemos tenido a bien elegir para ilustrar la portada, a D. Rafael Laureano Martínez. Su obra pictórica de este artista, donada por un grupo de Hermanos, representa el contenido que recoja este Anuario extraordinario. Manifestamos nuestra gratitud a los Hermanos donantes de las obras pictóricas de este Aniversario, mostrando nuestro reconocimiento por la acertada selección de autores, como, en este caso, Rafael Laureano.

BREVE RESEÑA SOBRE EL ARTISTA

El pasado octubre de 2019, contamos con la grata presencia de este artista sevillano, visitando a nuestros Amantísimos Titulares en la Capilla y el Edificio Vera-Cruz, presentándole con gran ilusión el proyecto del Anuario Extraordinario del Aniversario, del que realizará la portada.

Rafael Laureano es un artista de su tiempo, consciente del contexto  histórico en el que ha nacido. Esto se plasma en su obra a través del color, la  composición o los propios materiales y técnicas a los que recurre. Una sinergia entre el  historicismo iconográfico y la contemporaneidad estética con la que demuestra la  destreza y la soltura del que, no sólo controla su propio trabajo, sino que le conmueve  aquello en lo que trabaja.

Nació en Sevilla en 1989. Desde su infancia, se traslada a Benacazón, donde hoy día es una auténtica institución: a los 19 años es reconocido por el Ayuntamiento de como Joven del Año en la modalidad de Cultura, debido a sus excelentes primeros trabajos como artista plástico; y el pasado julio de 2020, la localidad estrena su centro cultural, denominado Rafael Laureano, nombre que, en palabras de la alcaldesa "simboliza un estilo único, rompedor e identificable en el mundo del arte y es la manera por la que mostramos nuestro orgullo por el inmenso valor de este vecino de Benacazón que lleva el nombre del pueblo allá por donde llega su obra".

En 2013 es licenciado por la Facultad de Bellas Artes de Sevilla y pronto es becado en la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores. Poco después recibe el premio “Sevilla Joven” en la modalidad de Arte por parte del Instituto Andaluz de la Juventud de la Junta de Andalucía.

El arte de Rafael Laureano puede localizarse no solo a lo largo y ancho del país, sino que ha traspasado nuestras fronteras exportando sus obras a varios rincones del mundo como Francia, Italia, Bélgica, Marruecos, Portugal, Méjico, Estados Unidos y un largo etcétera.

Su obra está repleta de numerosos carteles, destacando algunos para cofradías sevillanas y de toda geografía andaluza: Semana Santa de Almería en 2020, Cartel Rocío por el Centenario Coronación en 2019, Cartel de Triana 2017, Cartel de la Semana Santa de Huelva, en 2017 o las Glorias de Sevilla en 2014, entre otros muchos. De este modo, el artista ha llevado a cabo exposiciones dentro y fuera de nuestro país. A finales del año 2019 presentó su exposición retrospectiva ‘Calología’ en la Casa de la Provincia con gran éxito entre los visitantes. También durante 2020 participó en el programa “Mi casa es la tuya”, realizando los originales retratos de los invitados, alcanzando una grandísima difusión en su trayectoria artística. Reseñable el cartel de “Sevilla Fecit”, muestra organizada por la asociación gremial de arte sacro de Sevilla, en el Ayuntamiento. En un ejemplo de humildad, que aún lo hace un artista más grande, Rafael Laureano sigue en el pueblo que lo vio nacer como creador plástico, donde tiene su local de estudio e imparte regularmente clases de pintura a futuros artistas.

Agradecemos su cercanía y profesionalidad demostrada con nuestra Hermandad, esperando con entusiasmo ver su trabajo, que estamos seguros será una nueva obra de arte en su trayectoria.